jueves, 11 de diciembre de 2008

Sin Embargo



Te veo aquí sentada
Con tus ojos inquietos por preguntar
Y recuestas tu cabeza a mi pecho
Esperando que el momento no termine jamás

Me preguntas que si te amo
Sin embargo, mi boca no esboza una palabra

Y lo das todo en un instante
Esperando que la noche no llegue a su final
Besos y caricias se funden en un abrazo
En el que decides si lo tomas o te vas

Mañana ya podría ser tarde
Sin embargo, ella no se arriesga a vivir sin el

Y trata de que los segundos sean eternos
Atrasando a cada instante el reloj
Y lo abraza y lo ama en cada momento
Porque mañana cuando amanezca se habrá ido ya

Y le dice que no olvide su promesa
Sin embargo, ella hace mucho tiempo la olvidó…

1 comentario:

Gabriela F. dijo...

Muy bello escrito como lo que acostumbro a leer de ti.
Un beso
GabY.